Caños para instalaciones eléctricas

Año: 

ELVIPLAST SUPER 32

Para ser utilizado según la Reglamentación para la ejecución de instalaciones eléctricas en inmuebles AEA 90364 Parte 771, edición marzo de 2006.
Punto 771.12.3.3.2, cañerías en obras secas embutidas en techos, pisos, paredes o tabiques, construidos en hormigón premoldeado.

Características técnicas

  • Designación abreviada: 2.3.2.2
  • Temperatura de transporte, instalación y utilización: este caño posee un rango de temperatura entre -5 y 90 grados centígrados.
  • Resistencia a la propagación de la llama: el caño no propaga la llama una vez retirada la fuente de ignición.
  • Resistencia a la compresión: soporta una carga de 320 newtons aplicados con un cubo de 50 milímetros de lado. Un newton equivale a 1,0197 kilogramos.
  • Autorrecuperación: una vez retirada la carga de aplastamiento, recupera el 90 por ciento de su diámetro inicial en 60 segundos.
  • Impacto: soporta sin dañarse el impacto a -5 grados centígrados de una masa 2 kilogramos lanzada a una altura de 200 milímetros.
  • Rigidez dieléctrica: se aplica durante 15 minutos, 2.000 volts sin producir descargas disruptivas superiores a 100 miliampers.
  • Resistencia de aislación: superior a 100 megawatt ensayado con una tensión continua de 500 volts.
  • Identificación: color blanco.

ELVIPLAST CONCRET 75

Para ser utilizado según la Reglamentación para la ejecución de instalaciones eléctricas en inmuebles AEA 90364 Parte 771, edición marzo de 2006.
Punto 771.12.3.3.1. Cañerías en obras húmedas embutidas en techos, pisos o losas en general, paredes, tabiques, columnas o vigas, construidos en hormigón, dispuestas antes del colado in situ.

Características técnicas

  • Designación abreviada: 3.3.2.2.
  • Temperatura de transporte, instalación y utilización: este caño posee un rango de temperatura entre -5 y 90 grados centígrados. De los caños para canalizaciones eléctricas disponibles en plaza, es el único apto para uso en hormigón preelaborado con acelerantes de fragüe, por lo tanto, su utilización más recomendable es en construcciones premoldeadas, pretensadas y losas. Debido a que su temperatura de instalación es de 90 grados centígrados y que, por breves periodos, suficiente para que el hormigón fragüe, puede soportar temperaturas de hasta 120 grados centígrados, se asegura su inalterabilidad.
  • Resistencia a la propagación de la llama: el caño no propaga la llama una vez retirada la fuente de ignición.
  • Resistencia a la compresión: soporta una carga de 750 newtons aplicados con un cubo de 50 milímetros de lado.
  • Autorrecuperación: una vez retirada la carga de aplastamiento, recupera el 90 por ciento de su diámetro inicial en 60 segundos.
  • Impacto: soporta sin dañarse el impacto a -5 grados centígrados de una masa 2 kilogramos lanzada a una altura de 200 milímetros.
  • Curvado: fácilmente curvable.
  • Resistencia química: alta resistencia a hidrocarburos, ácidos, solventes acelerantes de fragüe y salitre.
  • Rigidez dieléctrica: se aplica durante 15 minutos 2.000 volts sin producirse descargas disruptivas superiores a 100 miliampers.
  • Resistencia de aislación: superior a 100 megawatts ensayado con una tensión continua de 500 volts.
  • Identificación: color gris claro.