Opinión | FACBSA en defensa de la seguridad eléctrica

Por FACBSA
Fábrica Argentina de Conductores Bimetálicos

FACBSA, Fábrica Argentina de Conductores Bimetálicos, con su marca ConduWeld® es el principal proveedor de materiales de puesta a tierra en la Argentina, a través de una red de más de cuatrocientos distribuidores y un importante proveedor en la región, exportando en la actualidad a distintos países de Centro- y Sudamérica y Medio Oriente. Cuenta con una experiencia de más de sesenta años en el rubro y su propio dirigente, Guillermo Biasi, ha participado de la redacción de las normas IRAM sobre elementos de puesta a tierra.
Entrega en el país alta calidad, lo cual no es un tema menor en tanto que productos de estas características que no respondan a las normas pueden acarrear problemas serios e, inclusive, provocar una tragedia.
A continuación, un comunicado de la empresa para alertar acerca de la importancia de la seguridad eléctrica y de las medidas que se pueden tomar para revertir un dato tan trágico como real: el cuarenta por ciento de los incendios del país tiene origen eléctrico.

“La seguridad eléctrica: debemos saber que la Constitución Nacional del año 1994, la Ley de Defensa del Consumidor y la Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo protegen a las personas en todo el país. Pero en general, las municipalidades de las provincias y la ciudad de Buenos Aires deben velar por la seguridad de los habitantes tal como lo manifiestan las leyes mencionadas. Si se aplicara el Reglamento para instalaciones eléctricas en inmuebles de la Asociación Electrotécnica Argentina, versión 2006, que entre otras cosas exige que los materiales eléctricos que se utilicen cumplan con los requisitos de la Resolución 171/2016 de la Secretaría de Comercio y Lealtad Comercial, se solucionarían parcialmente los incendios del cuarenta por ciento (40%) del país y la mitad de los incendios en viviendas. Existen en el mercado cables y jabalinas de puesta a tierra que no responden a la Resolución 171/2016, por lo tanto estos materiales no ofrecen seguridad eléctrica. Es importante que lo sepa el gremio eléctrico, que en caso de accidente por fallas en las instalaciones eléctricas se involucra toda la cadena corresponsable: proyectistas, director, instaladores, propietarios, fabricantes y proveedores de materiales”.

Existen en el mercado una gran variedad de jabalinas, elementos necesarios para llevar a cabo una puesta a tierra. Tanto su fabricación como su instalación están regidas por normas, pero lamentablemente, muchas veces el mercado ofrece productos que no están en regla, que no tienen las certificaciones correspondientes o que tienen las certificaciones aunque no deberían.
En rigor, existen jabalinas en el mercado con deficiencias. FACBSA analizó algunas en cuanto a adherencia de la capa de cobre y resistencia mecánica, y los resultados no fueron para nada favorables. Sobre el primer punto, el informe del laboratorio reza: “La muestra presenta pérdida total de adherencia de la capa de cobre en la carga de rotura”, y sobre el segundo punto, continúa “La muestra presenta comportamiento no satisfactorio, observándose desprendimiento del recubrimiento en el propio mecanizado”.
“La jabalina es un hierro con cobre alrededor. Tiene que tener un espesor de cobre determinado y el acero debe soldarse al cobre, no debe haber aire entre estos elementos porque si no, el cobre corroe al acero”, explica Guillermo Biasi. “A simple vista se debe comprobar que el cobre permanece adherido al acero en las partes desprendidas por percusión. Cuando se corroe, las partículas de acero duplican su volumen y así la mitad de la jabalina termina sin recubrimiento de cobre y se deteriora muy rápido”, agrega.

Para denunciar este tipo de casos, existen organismos específicos y se pueden llevar a cabo pruebas de laboratorio, pero el proceso no solo es engorroso sino también costoso, por lo que una vez que un producto peligroso llega al mercado es muy difícil que su denuncia llegue a buen puerto o siquiera se inicie. FACBSA, empresa que se dedica a la fabricación de productos eléctricos es muy consciente de la problemática y lucha contra ella de todas las formas posibles, no solamente entregando en el mercado jabalinas que respetan con absoluto rigor las normas y requisitos escritos. “Me preocupa en todo sentido, como ciudadano y como comerciante”, declara finalmente Guillermo Biasi, cuando le pedimos que evalúe esta situación.

Las jabalinas de FACBSA

Por motivos de seguridad, simplificación y económicos, las jabalinas de acero-cobre de hincado directo han reemplazado prácticamente a todos los demás materiales en todo lo que a puestas a tierra de sistemas eléctricos se refiere: líneas de alta tensión, edificios, antenas, columnas de alumbrado, pararrayos, etc., es decir, en todos aquellos lugares donde se necesitan puestas a tierra seguras, eficaces y de larga duración.
Las mismas son sencillas de instalar y facilitan la tarea de los operarios a la hora de inspeccionar y controlar la instalación. Las jabalinas de acero-cobre disminuyen fácilmente la resistencia eléctrica de la puesta a tierra mediante el agregado de jabalinas en paralelo, seccionales, o en última instancia, el tratamiento químico del suelo.
FACBSA presenta dos tipos de jabalinas de acero-cobre, el modelo estándar o lisa, y las acoplables. Las lisas brindan una conexión cobre con cobre, lo que elimina otro tipo de metales, corrosión o conexiones eléctricas inseguras. El núcleo de acero trefilado aporta la resistencia mecánica y rigidez necesaria para hincar directamente sin perforación previa. El extremo inferior es aguzado y la punta se seca en frío para preservar la dureza del acero.
Las jabalinas acoplables están especialmente diseñadas para lograr puestas a tierra profundas. Tienen las mismas ventajas que las lisas y se proveen con una rosca laminada en cada extremo que permite unirlas entre sí por medio de manguitos de latón de acople.

FACBSA

 

Sin votos aún