Noticia | Diciembre 2012 | Congreso de alumbrado público en Gobierno y Servicios Públicos 2012

Como sucede cada bienio desde comienzos de los ‘90, la empresa IC Argentina organizó en el predio de Costa Salguero la exposición y congreso sobre Gobierno y Servicios Públicos, que tiene como público principal a personas y entidades vinculadas sobre todo al quehacer municipal, tanto de nuestro país como de la región. En ese sentido, fue notable la participación de delegados de varios países de América Latina.

En la exposición pueden verse productos variados como camiones de diferente porte y para diferentes usos dentro de la función municipal, bancos, juegos infantiles, y demás mobiliario para plazas, parques y espacios urbanos en general, maquinarias para clasificación de residuos, luminarias, equipos hospitalarios, y muchas cosas más.
Junto con la exposición se realizan diversos congresos sobre temas políticos y técnicos de interés para los funcionarios y para las empresas.
Entre esos congresos, se realizó uno referente al alumbrado público, para lo cual IC Argentina pidió a la Asociación Argentina de Luminotecnia la colaboración. Dentro de la entidad, se designó a los ingenieros Hugo Allegue y Carlos Suárez para hacerse cargo de la tarea.
El congreso comprendió una serie de conferencias dictadas por especialistas, que se detallan más abajo, y culminó con una mesa redonda.
El martes 9 de octubre disertó en primer lugar el Mg. Ing. Fernando Deco sobre “Gestión integral en alumbrado público, un enfoque hacia la eficiencia”, sobre la base de un trabajo que el mismo orador preparara junto con el Ing. Jorge Nocino, director general de alumbrado público de la Municipalidad de Rosario.
Seguidamente, el Ing. Ricardo Casañas, subdirector general en la misma repartición, presentó un trabajo titulado “Gestión informática de reclamos del alumbrado público”, en la que mostró cómo administran los reclamos en el municipio de Rosario.
Luego volvió a hablar el Mg. Ing. Fernando Deco, ahora como presidente del Centro Regional Litoral de la AADL, sobre “El plan director para el alumbrado público de ciudades”.
El primer día, el congreso cerró con la presentación de Miguel Ángel Bulian, director de alumbrado público de la Municipalidad de La Plata, sobre el tema “Alumbrado público a través de presupuesto participativo”.
El congreso continuó el miércoles 12, comenzando con el tema “Nuevas fuentes luminosas aplicables al alumbrado público. Lámparas cerámicas y tecnología LED”, a cargo del Ing. Juan Pizzani, director y gerente industrial de Strand S.A., como representante del Centro Regional Buenos Aires de la AADL.

La conferencia siguiente estuvo a cargo del Ing. Raúl Alberto González, como representante de la Asociación Electrotécnica Argentina, sobre el tema “Reglamento de instalaciones de alumbrado público”.
Seguidamente, Raúl Militello, director de tecnologías de la Municipalidad de Luján de Cuyo, Mendoza, presentó un “Proyecto de alumbrado público inteligente”.
A continuación, Carlos García resumió dos temas en una charla titulada “Anteproyecto de iluminación pública con luminarias LED para la municipalidad de Balcarce. Fabricación nacional de luminaria LED de alumbrado público”.

Por la tarde, comenzamos con la exposición titulada “Discutiendo políticas públicas. Los costos del servicio de alumbrado público”, a cargo del Ing. Osvaldo Benedetto, exsecretario de Obras Públicas de Berazategui y General Rodríguez, experto en políticas públicas en gobiernos locales y asesor en calidad de servicios.
La siguiente estuvo a cargo del Ing. Carlos Etcheverry, gerente industrial de ELT Argentina S.A., sobre “Nuevos equipos auxiliares para alumbrado público”.
A continuación, como última conferencia, el Arq. Fernando Ponce y el Lic. Juan Chiossone, de Philips Argentina, hablaron sobre “Luz blanca y embellecimiento urbano”.
Finalmente, se realizó una mesa redonda, moderada por los ingenieros Hugo Allegue y Carlos Suárez, titulada “¿Está el país en condiciones de afrontar la tecnología LED?” en la que se presentó un debate interesante, por momentos acalorado. Sin entrar en detalles de las discusiones, podemos resumir las conclusiones de cada panelista como sigue.
Ing. Allegue: Antes de comprar, los municipios deben exigir a los oferentes de luminarias con LED por lo menos lo mismo que a los de otras variantes: curvas fotométricas, certificados de cumplimiento de las normas de seguridad eléctrica, rendimientos, características mecánicas. Cumplir con la norma IRAM-AADL J 2020-4 una vez aprobada. No dejarse llevar por solo información comercial. Empezar comprando cantidades pequeñas, de modo de ir conociendo realmente el rendimiento de los productos antes de hacer uso masivo de ellos.
Ing. Etcheverry: El uso de LED permitirá obtener iluminación eficiente y de larga vida, pero siempre que se utilicen productos diseñados correctamente, fabricados con componentes de alta calidad, mediante proceso de fabricación controlados. Un producto de su empresa, por ejemplo, es un tubo con LED que con 20 W produce el mismo resultado que un tubo de 40, pero necesita 350 componentes, entre LED y driver, para reemplazar a un simple tubo fluorescente y su equipo. Si alguno de los componente claves falla, sobre todo en el driver, el sistema no funciona. Por otra parte, dado que el mundo parece ir inexorablemente hacia la generalización del uso de LED en la iluminación, sugiere que el IRAM, la AADL, los fabricantes y usuarios comiencen a trabajar sobre la redacción de normas sobre ellos y sus drivers, utilizando como base las normas IEC ya existentes.
Ing. Suárez: Reafirma los conceptos del Ing. Etcheverry en lo que hace a la importancia de los componentes. Por otra parte, destaca que frecuentemente quienes ofrecen luminarias con LED mencionan ahorros de energía del orden del 80%, pero sin aclarar respecto a qué se obtienen tales ahorros. Generalmente, lo es en relación a una iluminación con lámparas incandescentes, una tecnología del siglo XIX. Frente a otras fuentes, los ahorros son mucho menos significativos, de modo que no hay que dejarse impresionar por expresiones de ese tipo. Se debe tener presente que si bien hay LED que superan los 140 lúmenes por watt en el laboratorio, en el uso real en la calle no superan los 80, mientras que las lámparas de sodio de alta presión superan los 130.
Ing. Schmid: Destaca que en la misma exposición Gobierno y Servicios Públicos de dos años antes había unas ocho empresas que ofrecían luminarias para alumbrado público con LED; ahora, dos años más tarde, solamente quedan dos de aquellas y hay en su lugar siete u ocho nuevas. Un municipio que decida comprar productos con esta tecnología debe preguntarse si las empresas aparecen y desaparecen con tanta rapidez, quién le va a garantizar las 50.000 o 100.000 horas de vida de las luminarias. Y analizar si vale la pena, con los costos actuales, embarcarse en la inversión que requiere sin tener garantías suficientes, y teniendo en cuenta que las lámparas de vapor de sodio actuales tienen una vida útil del orden de las 32.000 horas. De lo que no hay duda es que la aplicación del LED será creciente en el futuro; a ese respecto señala un dato de Philips respecto a que en la actualidad la iluminación con LED representa el 15% del mercado, pero se estima que en 2015 será ya del 50%.
Ing. Pizzani: los fabricantes de luminarias pueden ofrecer productos de todas las tecnologías, incluyendo los LED, pero sin mentir a los usuarios. El LED es la fuente que viene, su desarrollo es incipiente; mientras que los sistemas convencionales parecen haber llegado al límite en su posibilidad de crecimiento en prestaciones, el LED está cerca de superar ese límite. Los fabricantes deben garantizar los resultados a obtener por el usuario con sus productos, para lo cual los funcionarios deben tomar en cuenta los antecedentes de las empresas que ofrecen las luminarias.
Arq. Ponce: La iluminación con LED requiere de nuevos paradigmas. Los conceptos relativos a la fotometría siguen vigentes, pero lo importante es satisfacer las necesidades del usuario, más que vender lámparas o luminarias. En ese sentido, si se ilumina un espacio con luz blanca, por ejemplo de LED, se necesita la mitad del flujo luminoso para obtener las mismas condiciones de visibilidad, y seguramente la iluminación de ciudades con luz blanca nos hará cambiar muchos comportamientos. (Nota: un integrante de la mesa le aclaró que esa condición de tener las mismas condiciones de visión con luz blanca usando la mitad del flujo luminoso es válida solamente cuando el nivel general de iluminancia es menor a 3 lux.) En cuanto a la luminaria, su función es soportar los LED y permitir la disipación del calor que se genera en ellos y el driver, para lo cual debe estar bien diseñada. En el futuro inmediato habrá una coexistencia entre sistemas tradicionales y LED, pero paulatinamente la nueva tecnología ganará lugar.

Un comentario de una persona del público fue que en la localidad en que vive se inauguró una instalación de alumbrado público con LED en reemplazo de otra convencional. En el momento de la inauguración el intendente informó que con la nueva instalación se ahorraba un 80% de energía, a lo que alguien del público acotó que podían haber ahorrado el 100% apagando todo porque con la nueva instalación no se veía nada. Este comentario contrasta con uno del Arq. Ponce, según el cual, al reemplazar las luminarias con lámparas de vapor de sodio de baja presión por nuevas con LED en el puente Artigas (entre Paysandú y Colón, sobre el río Uruguay) los comentarios de algunos usuarios fueron favorables, en el sentido de tener ahora mejor visibilidad, a pesar de que la potencia de la instalación es un 50% de la anterior.

El autor de esta crónica considera que las opiniones vertidas en esta mesa redonda no están basadas en investigaciones sistemáticas ni tienen valor científico, pero muestran que en el terreno de las opiniones subjetivas hay mucho para investigar.
Para terminar la mesa redonda, el Ing. Schmid, en su carácter de presidente de la AADL, agradeció a la empresa IC, organizadora de la exposición y del congreso, a sus directivos Ariel Borgiani y Patricia Alessandroni por invitar a nuestra asociación a organizar el seminario de alumbrado público, a los ingenieros Hugo Allegue y Carlos Suárez por la tarea realizada y al público asistente por su presencia y atención.

 

Descargar nota en PDF

 

Sin votos aún