In memoriam | El diseñador que seguirá iluminando con luz celestial

Asociación Argentina de Luminotecnia Regional Buenos Aires

A la memoria de Carlos Laszlo (1937-2017)

Con profundo pesar y congoja, la Asociación Argentina de Luminotecnia comunica a toda la comunidad luminotécnica el fallecimiento de Carlos Laszlo, acontecido el pasado 24 de septiembre pasado.
Destacado y experimentado diseñador de iluminación y docente comprometido con la difusión del “buen uso de la luz”, deja su legado de proyectos, obras y enseñanzas.
Socio distinguido de la AADL, ocupó la presidencia del centro regional Buenos Aires entre 1997 y 2004.
Durante la celebración del 50º aniversario de la AADL, se lamentó su ausencia durante el evento, aunque fue manifiesta su presencia cuando leímos la emotiva carta que envió:

Me resulta totalmente imposible asistir a tan importante celebración, cosa que lamento profundamente, ya que soy testigo de casi toda la vida de la AADL.
Cuando en el año 1970 ingresé como socio, el presidente del centro regional era quien luego sería mi entrañable amigo, el arquitecto Edgardo Massera. Por ese entonces, el centro se preparaba para la elección de nuevas autoridades. Había varias listas (¡eran otros tiempos!) y la arquitecta Lucía Mascaro, en ese momento secretaria, me invitó a participar de una lista como vocal suplente, dada mi falta de antigüedad, en una de ellas. La lista resultó ganadora, siendo su nuevo presidente el ingeniero Kladniev.
A partir de ese momento, he participado de casi todas las comisiones directivas del centro, además de haber ejercido la presidencia durante cuatro ejercicios consecutivos (1997-2004) y uno como presidente del Consejo Directivo.
Como podrá usted apreciar, más de la mitad de mi vida fue compartiendo los destinos de la AADL. Es por eso que esta celebración me toca en lo más íntimo, al tiempo que me genera una profunda tristeza el no poder estar presente. No obstante, desde aquí, elevaré mi copa recordando los gratos acontecimientos vividos a lo largo de mis 46 años como miembro de la AADL. No le quepa ninguna duda de que estaré presente espiritualmente junto a todos ustedes.
Vaya mi deseo del mayor de los éxitos para la celebración de estos primeros 50 años de vida de la AADL y el augurio de muchísimos más, ¡por el bien de la luminotecnia!


AADL acompaña a su familia en este triste momento y reza una plegaria en su memoria, pidiendo por su eterno descanso en paz.

AADL

 

Sin votos aún