Cables y conductores | Prysmian celebra un siglo en Argentina

Prysmian Group

Con una presencia a nivel global, Prysmian es uno de los proveedores más importantes en sistemas de energía y telecomunicaciones donde se requieren soluciones innovadoras de alta calidad y tecnología. Empresas de todo el mundo la han considerado para la realización de proyectos estratégicos que precisan un diseño específico, adaptándose a las necesidades particulares de cada cliente.
Ciento cincuenta años de experiencia, una facturación de 7,5 millones de euros, 21.000 dependientes en cincuenta países y 82 plantas industriales son números que dan cuenta de la relevante posición que la empresa ocupa en la industria de cables y sistemas de energía y telecomunicaciones a nivel mundial.

Los inicios

La historia de Prysmian es prácticamente la misma que la de la industria del cable. En 1872, Giovanni Battista Pirelli fundó una empresa en Milán (Italia), y la bautizó con su propio apellido. Rápidamente se convirtió en una de las marcas más conocidas a nivel mundial: primero lideró el mercado en su país, se extendió por Europa y llegó hasta América. Ahora, en Sudamérica, Prysmian tiene fábricas en Brasil y oficinas comerciales en Chile, además de una extensa red de representantes en el resto de los países.
En julio del 2005, se fundó Prysmian tras la adquisición de las actividades de cables y sistemas de energía y comunicaciones del grupo Pirelli. En el año 2011, se produjo la fusión con Draka, dando origen a la denominación Prysmian Group, por la cual se la conoce actualmente, transformándose así en el líder mundial en la producción y comercialización de cables y sistemas de energía y telecomunicaciones.

En Argentina...

El año 1917 marcó el comienzo de la actividad comercial de cables en Argentina.
Numerosos son los acontecimientos que se han sucedido a lo largo de la vida de Prysmian en el país durante los últimos cien años.
En 1921, en el establecimiento de Donato Álvarez (barrio de Flores, ciudad de Buenos Aires) comenzó una producción de considerable importancia, y se convirtió en la primera planta industrial de Pirelli fuera de Europa, marcando un hito en la historia de la compañía. A efectos de abastecer la creciente demanda de cables, en 1929, sobre una extensa área del barrio de Mataderos, se construyó otro importante complejo industrial —actual fabrica “La Rosa”— dotado con las tecnologías más avanzadas del momento.
Desde el inicio de sus actividades, la empresa protagonizó hechos de orden tecnológico y empresarial que vale mencionar; algunos de ellos, con trascendencia nacional, como fue la instalación en el año 1939 del laminador de cobre Krupp, la planta más importante de laminación y trefilado de cobre de Sudamérica. Esto permitió abastecer al país de alambrón de cobre, cuya importación había quedado totalmente suspendida como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. En 1960 se marcó otro hito en la vida de la empresa con la inauguración del primer equipo en América para la fabricación de cable OF (oil filled) con circulación de aceite fluido para la transmisión de energía eléctrica hasta 132 kilovolts. Desde principios de aquella década, se proveyó e instaló la mayor parte de las redes de cables de 132 y 220 kilovolts (algunas continúan en servicio), incluidos los accesorios para su instalación y mantenimiento.
En 1982 se inauguró la planta de cables ópticos, la primera en su tipo en Sudamérica. El año 2001 marcó el inicio para la renovación del equipamiento para fabricación de cables subterráneos de alta tensión. En el año 2006, se fabricó el primer cable subterráneo de 220 kilovolts en Argentina.

El presente

Prysmian participa en grandes obras de transmisión y distribución de energía eléctrica, y en la construcción de redes de telecomunicaciones y obras de infraestructura para transportes vial y ferroviario. Asimismo, en infinidad de obras de las diversas actividades industriales, como petroquímica, siderúrgica, agroalimentaria y construcción, entre otras, por lo que afirma que ha ocupando un rol protagónico en el desarrollo de la Argentina.
Con el soporte internacional de un importante número de centros de investigación y desarrollo, Prysmian ha lanzado constantemente líneas de productos de vanguardia con marcas registradas que perduran en el tiempo y se han convertido en referentes del mercado como sinónimo de un producto de alta calidad y confiabilidad. El apoyo de una amplia red de distribuidores permitió que los productos llegaran hasta los puntos más extremos de nuestra geografía.

Actualmente, dentro de la extensa gama de productos, se incluyen todos los cables necesarios para la alimentación de energía e iluminación de edificios domiciliarios e industriales, la conexión de aparatos electrodomésticos, máquinas, equipos y circuitos de comando. Prysmian suministra todos los cables y accesorios de baja, media y alta tensión utilizados por las compañías eléctricas en sus instalaciones urbanas y rurales, tanto para líneas aéreas como subterráneas. La provisión de materiales se complementa con el de servicios llave en mano, segmento en el que cuenta con una vasta experiencia internacional en el diseño e instalación de redes de energía y comunicaciones, tanto terrestres como submarinas.

Prysmian fabrica cables multipares de cobre con distintos tipos de aislación y protecciones de acuerdo a los requerimientos de los clientes. Las nuevas instalaciones para fabricación de cables ópticos permiten satisfacer la demanda del mercado de las telecomunicaciones en continuo ascenso. Proyectos como FTTH (fiber to the Home) con provisión de cables y accesorios es un nuevo mercado que ya comenzó a crecer.

Los valores de siempre

El mayor patrimonio de Prysmian Group es la experiencia, innovación y conocimientos de sus empleados. Desde sus inicios, la empresa ha sido escuela para todos los que ingresaron a trabajar en ella. Por eso, desde el año 2015 participa del programa “Graduates”: tras un importante proceso selectivo, los profesionales que ingresan en las diversas disciplinas (ingeniería, economía, administración), mediante un plan de capacitación y de entrenamiento laboral en variadas funciones, aprenden todo lo relacionado con el negocio. Después de un año de entrenamiento en el país de origen, los incorporados a la empresa desarrollarán funciones en cualquiera de las filiales que Prysmian posee alrededor del mundo, iniciando de esta forma su carrera laboral con una capacitación de base completa.
“Excelencia”, “integridad” y “comprensión” son los tres conceptos en los que ha basado su permanencia en el mercado. A continuación, lo que entiende por cada uno:

  • Excelencia: lo bueno, nunca es suficientemente bueno. Combinación de rigor e instinto de negocio para brindar soluciones novedosas para cada tipo de requerimiento.
  • Integridad: en el campo de la ética, ningún desafío es demasiado grande o pequeño, si implica hacer las cosas de manera correcta.
  • Comprensión: respeto por las diferencias de opiniones e ideas, y enfoque más agudo sobre las necesidades de los clientes.

El futuro

Respecto del futuro de la empresa, Prysmian Argentina ha sido elegida como centro de excelencia en Sudamérica para la producción de cables subterráneos de alta tensión (132-220 kilovolts).
Durante el mes de enero 2017, se ha aprobado un importante plan de inversión de doce millones de dólares para dotarla del equipamiento de las más altas tecnologías, tanto en los procesos productivos como en los laboratorios de pruebas, generando a su vez fuentes de trabajo genuino directa e indirectamente.
En el área de las telecomunicaciones, la fábrica de cables ópticos fue dotada de nuevo equipamiento. La actual capacidad de producción permite absorber la creciente demanda de cable óptico de las empresas operadoras de voz, video y datos.

Conclusiones

La continua actividad desarrollada por Prysmian durante estos cien años de vida industrial en Argentina, independientemente de los ciclos económicos de nuestro país, demuestran la profunda vocación de atender con productos y servicios al creciente mercado de la energía y las telecomunicaciones.
Cien años es más que un acontecimiento en la vida de una empresa, en verdad, es la suma de infinidad de historias de personas que con esfuerzo, dedicación y lealtad han hecho posible construir este hecho histórico.

Prysmian Group

 

Sin votos aún