Obra | Iluminar objetos delicados: así se hizo en Barcelona

Por Erco

Proyecto: Museu de Cultures del Món (Barcelona, España)
Proyecto de iluminación: Haz Luz 17 (Barcelona, España)
Productos: Optec, Pollux
Crédito fotográfico: Erco, fotos de Sebastian Mayer (Alemania)

Una máscara funeraria de Ghana, una estatua de Buda de Burma y un incensario de Guatemala. El Museu de Cultures del Món pretende ser una plataforma para la preservación, presentación y transmisión del legado artístico de culturas asiáticas, africanas, americanas y oceánicas. La exposición permanente muestra una selección ejemplar de unas quinientas obras, entre ellas, una maza «Apa’apai» de Polinesia, que fue llevada a Europa en el siglo XVIII por el navegante y descubridor James Cook.
El Museu de Cultures del Món se ubica en el Carrer de Montcada, una calle conocida por sus edificios históricos, en la ciudad de Barcelona, región de Catalunya, en España. Se aloja en la Casa Nadal y en la Casa Marquès de Llió, cuya historia se remonta varios siglos. La Casa Nadal obedece a la estructura de un palacio medieval, con un patio interior, una galería en la primera planta y una fachada con torre. La Casa Marquès de Llió presenta las características de una residencia aristocrática del siglo VIII, también con patio interior, galería y torre, así como una escalera representativa. Para habilitar ambas fincas para su uso actual, fueron necesarias ambiciosas medidas de remodelación y rehabilitación, por ejemplo, la construcción de elementos de conexión entre los edificios hasta ahora independientes.
El diseño de iluminación para el Museu de Cultures del Món fue encomendado a Antonio Sainz, de Haz Luz 17, una empresa local. La principal dificultad estribaba en iluminar tanto los edificios históricos como las piezas expuestas sin que la arquitectura y el arte compitieran entre sí. Este objetivo se logró mediante las luminarias Optec y Pollux, de Erco, cuya luz puede dirigirse con precisión gracias a los sistemas de lentes especialmente desarrolladas para tal efecto. Además, debían escenificarse las obras de arte de tal manera que los observadores pudieran profundizar en su contemplación. Los leds de Erco garantizan una reproducción cromática excelente y, por tanto, realzan claramente los matices de los materiales y los cromatismos de las piezas de la colección. No en vano, los objetos expuestos son valiosas obras históricas que por motivos de conservación tan solo pueden exponerse a la luz con ciertas restricciones. Es aquí donde acredita su eficacia la luz led, dado que su espectro no contiene radiación infrarroja ni ultravioleta dañina.

Muchas de las piezas expuestas están dispuestas en vitrinas, cuya iluminación básica y de acento tiene lugar desde el exterior y sin reflejos. Además, por motivos de conservación, las temperaturas en las vitrinas deben permanecer constantes. Dado que en las luminarias led utilizadas, el calor se disipa hacia atrás a través del cuerpo, están perfectamente indicadas para la iluminación de vitrinas. En algunas vitrinas altas, sus tapas están integradas al sistema de dirección de la luz, por ejemplo, mediante cristales esmerilados. Cuando la luz de un proyector atraviesa el material semitransparente, se obtiene en la vitrina una combinación de iluminación básica difusa y acentuación mediante luz dirigida. De este modo, en el Museu de Cultures del Món se escenifica de manera expresiva, entre otras cosas, un grupo de máscaras africanas.

Erco

 

Sin votos aún