Aplicación | Ventajas de la luz natural en un negocio

Tipo de artículo: 
Empresa/Institución: 
Mejor Luz
Es sabido que la luz del sol es vital para la salud del ser humano; las funciones fisiológicas de la luz natural en el cuerpo permiten una normal producción de vitamina D y como consecuencia regula la tensión arterial y el nivel de calcio en la sangre, reduce la concentración de glucosa en sangre, mejora la calidad del sueño y, entre otros beneficios, aumenta la segregación de serotonina, un neurotransmisor que interviene directamente en el estado de ánimo de las personas.
La importancia de la luz solar para el bienestar físico y mental del ser humano es tal que su ausencia prolongada provoca lo que se conoce como “depresiones de invierno”, una deficiencia de luz solar que afecta sobre todo a los lugares situados en latitudes extremas, como los países escandinavos, donde las horas diarias de luz solar en los meses de invierno son muy reducidas.
Conocidos los beneficios de la luz solar sobre las personas, surge una tendencia de iluminación de interiores que consiste en el aprovechamiento de la luz natural para este propósito. El ahorro energético es una consecuencia inmediata de esta práctica, pero lo realmente importante es cómo afecta la luz del sol al humor, comportamiento y toma de decisiones de las personas. En los espacios comerciales, la utilización de luz natural es un elemento más de márketing, pues se pone fin a la percepción claustrofóbica de estar en un espacio cerrado e iluminado únicamente con luz artificial; el cliente experimenta una sensación de bienestar y confort, asegurando que permanezca más tiempo en el establecimiento, y el estado optimista de este afecta la toma de decisiones, que se traduce en un aumento en las ventas del comercio en cuestión.
Además, la reproducción del color de la luz solar permite ver el color de los productos mejor que cualquier iluminación artificial, hecho a tener en cuenta a la hora de iluminar un negocio textil: si la iluminación artificial de la tienda no es capaz de reproducir fielmente el color de la prenda, el cliente puede sentirse engañado al comprobar, ya fuera del comercio, que el color de la camiseta que acaba de comprar no es exactamente igual al que le hizo decidir su compra, perdiendo así la confianza del consumidor.
The California Energy Commission, agencia de planificación y política energética con sede en Sacramento (Estados Unidos) publicó un informe técnico sobre cómo afecta la luz natural a las ventas en los comercios (Daylight and Retail Sales, Octubre 2003), en el cual se verificaba que en aquellas tiendas iluminadas con luz natural, sus ventas se veían aumentadas entre un uno y un seis por ciento; y en paralelo, concluía que los empleados de estos establecimientos estaban de mejor humor y desempeñaban una mejor tarea.
La luz solar es dinámica en su iluminancia y en la temperatura de color, que puede ir desde los 10.000 grados kelvin en un día despejado hasta los 3.000 de un atardecer. En un espacio exterior, los niveles de iluminancia de la luz solar pueden variar desde los 3.000 lux en un día invernal hasta los 100.000 de la luz solar directa. Teniendo en cuenta que el nivel normal requerido para un lugar de trabajo es de quinientos lux, los niveles que nos ofrece la luz natural son más que suficientes para optimizar la iluminación de un espacio interior. Sin embargo, sí es cierto que habrá establecimientos que por sus dimensiones, orientación o arquitectura no se podrán iluminar enteramente con la luz del sol… Esto, sumado a la tendencia en el diseño de iluminación de espacios comerciales, hacen que la convivencia entre luz natural y luz artificial sea la manera más acertada de iluminar un espacio interior.
Si bien el uso de la luz natural tiene probados beneficios comerciales cuando se usa adecuadamente en un negocio, no todo es un camino de rosas. La mutabilidad de la luz solar a lo largo del año, o del día, ya sea por la hora o por las circunstancias meteorológicas, así como el problema que supone el brillo excesivo del sol en determinados momentos, hace que su optimización en los espacios comerciales no sea fácil. Aun así, hay numerosas formas de poder controlar la dirección y la intensidad de la luz solar, desde diversas instalaciones más o menos complejas, como brise-soleils, pantallas, tubos solares, hasta la correcta selección de los materiales del interior del establecimiento para evitar reflejos y contrastes indeseados.
En definitiva, a la hora de llevar a cabo un proyecto de iluminación en un espacio comercial, hay que tener en cuenta que la combinación de luz artificial y luz natural puede aumentar las ventas del negocio, como consecuencia de una experiencia más confortable para el cliente; permitirá también ahorrar en la factura de la luz y creará un ambiente de trabajo entre los empleados mucho más agradable.
Mejor Luz

 

Número: 
Mes: 
Año: 
Palabra clave: 
Promedio: 
Sin votos aún