Seguridad eléctrica | Protector de sobre y baja tensión, en módulo para embutir

Por RBC Sitel

La creciente demanda de electricidad a medida que comienza la época estival y la variación de tensión que puede sufrir el suministro eléctrico de los domicilios configura una situación peligrosa, y las consecuencias pueden ser fatales para ciertos equipos eléctricos, por lo que es necesario estar atentos y tomar ciertos recaudos.
En esta ocasión, RBC-Sitel presenta una solución muy confiable, fácil de instalar y con una mejora estética respecto a otras alternativas: ¿qué tipo de artefactos tengo?, ¿cómo afectan en ellos la alta o baja tensión?

Equipos con carga resistiva

El efecto de una baja tensión en equipos que tienen carga resistiva como lámparas incandescentes o dicroicas, estufas eléctricas, planchas, etcétera, es simplemente que funcionan con menor intensidad, es decir, que la lámpara iluminará menos, la plancha calentará menos, pero no se dañarán. En cambio, un incremento en la tensión permanente o prolongado provocará sobrecalentamiento acotando su vida útil.
Los módulos desarrollados por RBC-Sitel protegen hasta dos mil watts (2.000 W) de carga resistiva, con rango de protección desde ciento setenta y seis volts (176 V) por baja y doscientos cincuenta (250 V) por alta.

Equipos de línea blanca y electrodomésticos

Los motores que poseen algunos equipos como heladeras, acondicionadores de aire, lavarropas, cortadoras de pasto, se ven muy afectados cuando la tensión que llega a la instalación es baja; a tal punto que llegan a quemarse. Por otro lado, los circuitos electrónicos de control que poseen algunos equipos como heladeras, televisores, equipos de audio, computadoras, se ven muy afectados cuando la tensión que llega a las instalaciones es muy alta.
Para este tipo de dispositivos, los módulos protectores soportan una carga de hasta mil voltampers (1.000 VA). Para el resto de los dispositivos eléctricos que tengamos en nuestros hogares (televisores, equipos de audio, computadoras, etcétera), debemos revisar los rangos de tensión especificados para su buen funcionamiento. Una baja tensión en estos dispositivos hará reducir drásticamente su vida útil; además, al consumir más corriente de la debida, el consumo de energía aumenta innecesariamente.
Los protectores de tensión tienen un retardo de desconexión de dos segundos cuando hay baja tensión ya que no es necesario cortar inmediatamente ante baja tensión. Para los casos de alta tensión, son diez milisegundos que demora para la actuación del dispositivo. Luego de que la tensión esté en valores normales (entre 176 y 250 V) durante tres minutos, se reconecta automáticamente la salida (permitiendo, por ejemplo, que los compresores de las heladeras y acondicionadores de aire se descarguen y no arranquen forzados.
Por lo anteriormente mencionado, los protectores desarrollados por RBC-Sitel ofrecen una solución confiable a la hora de proteger los diversos artefactos que se encuentran en los hogares. La empresa fabrica estos dispositivos en forma modular y los comercializa para las diversas líneas de llaves existentes en el mercado. Práctico, fácil de instalar y una solución que mejora la estética de cualquier ambiente ya que va colocado y disimulado en una caja de embutir.

RBC Sitel

 

Su voto: Ninguno Promedio: 5 (2 votos)