AADL | 50 años: mucho se ha hecho y mucho queremos hacer

Por Asociación Argentina de Luminotecnia

Nuestra Asociación Argentina de Luminotecnia está de festejo. El 30 de julio de 1966 se fundó en la ciudad de Córdoba, y este año cumple cincuenta años. A lo largo de este tiempo, ha sabido conformarse como una entidad verdaderamente nacional y de carácter federal; lo que era un objetivo desde el comienzo supo instrumentarse para que sea una realidad, pues además de un consejo directivo nacional, cuenta con diez centros regionales: Capital Federal y Gran Buenos Aires, Centro, Comahue, Cuyo, Litoral, Mar del Plata, Mendoza, Misiones, Noroeste y Sudeste. Todos y cada uno de ellos, con activa participación para difundir los conocimientos sobre la luz y la iluminación y estrechar los lazos entre sus protagonistas.
Con motivo de este cincuentenario, los ingenieros Luis Schmid y Leonardo Assaf, presidente y vicepresidente de la asociación respectivamente, repasan la historia de la entidad que los nuclea, y reconocen el rol fundamental que ha jugado para que en la actualidad el nivel de conocimiento y capacitación profesional de la Argentina sea uno de los mejores de entre países en vías de desarrollo, aunque reconocen que aún hay trabajo por hacer para reinsertar a nuestro país en los foros internacionales de alumbrado.

¿Cómo fueron los comienzos de la Asociación? ¿A partir de qué inquietud del sector?

Luis Schmid: La Asociación Argentina de Luminotecnia —AADL— se funda en la ciudad de Córdoba el día 30 de julio de 1966, es decir, celebrando ahora los cincuenta años de vida institucional. En la década de 1960, la luminotecnia tenía escaso nivel de desarrollo en la Argentina y había un gran déficit de capacitación. La tecnología nacional estaba desactualizada. Tampoco se conocían métodos de cálculo, por lo que la mayoría de los diseños se realizaba en base a tablas y estimaciones. El problema era complejo, ya que no existía información fotométrica de los artefactos de iluminación del mercado, que es la base del diseño. Este escenario se agudizaba porque en las universidades se enseñaba una luminotecnia muy elemental y obsoleta técnicamente. Fue mérito indiscutido de Herberto Bühler, fundador de la AADL y su primer presidente, armar todo el rompecabezas que posibilitó el desarrollo de una luminotecnia de base tecnológica; primero, desarrollar capacidad metrológica nacional, meta que fue perfeccionada con la creación del laboratorio de luminotecnia de la Universidad Nacional de Tucumán; luego, difundir procedimientos de diseño de instalaciones, mediante cursos que se dictaron a lo largo y ancho de todo el país y, por último, la introducción y desarrollo de la normalización, impulsada por el convenio IRAM-AADL, que resultó en la creación de más de veinte normas que llevan la sigla conjunta de IRAM y de la AADL.

¿Cuál fue la génesis de la Asociación?

Leonardo Assaf: En razón de la crisis y carencia del sector, las primeras Jornadas Argentinas de Luminotecnia, que se realizaron en Tucumán en 1965, fueron muy bien recibidas por todos los interesados. Había una gran avidez de conocimiento y de tecnología entre los actores de mercado en razón de que no se realizaba ninguna actividad relevante en estos campos y el déficit era palpable. En esas jornadas, nació la idea fundacional de nuestra Asociación, tarea que se concretaría, como ya dijimos, en la ciudad de Córdoba.

¿Cómo funciona la Asociación?

Luis Schmid: La AADL está estructurada como una entidad de bien público sin fines de lucro. Es una organización que incluye a todos los sectores que intervienen en este quehacer: el académico (laboratorios y universidades), el de los diseñadores independientes, el de los comerciante e industriales, etc. Nuestra asociación es de carácter federal y está conformada por centros regionales. En la actualidad, están operativos diez centros regionales. Es nuestra intención agrandar esta matriz, creando más centros en todo el país, pero esto está supeditado a la voluntad de las entidades locales que estén dispuestas a unirse a nuestra tarea y objetivos.

¿Cuáles son sus objetivos?

Leonardo Assaf: Los objetivos de la Asociación están fijados por estatutos, son los de difundir, actualizar y ampliar el conocimiento sobre la tecnología de iluminación en todo el país, realizar estudios técnicos, elaborar normas y recomendacione, y difundir el conocimiento mediante congresos, cursos y publicaciones.

¿Cuáles son las principales actividades que llevan a cabo?

Luis Schmid: Nuestra principal preocupación es la difusión de información y conocimiento mediante publicaciones, cursos, congresos, seminarios, etcétera, y el abordaje de diferentes problemas sobre el desarrollo y aplicación de la luminotecnia, especialmente aquellos que conciernen a la normalización y desarrollo armónico del sector.

¿Realizan capacitación a sus socios y/o comunidad? ¿Cómo?

Leonardo Assaf: La capacitación ha sido siempre una prioridad para nuestra asociación. Los cursos se desarrollan a lo largo y ancho del país. Creo que, sin exagerar, la AADL es la responsable de que en la actualidad el nivel de conocimiento y capacitación profesional de la Argentina sea uno de los mejores, de entre países en vías de desarrollo. Ello, sin lugar a dudas, contribuye a que las instalaciones sean más racionales y eficientes, con una utilización cuidadosa de los recursos disponibles, que siempre son escasos. No obstante ello, no podemos jactarnos de que nuestras instalaciones sean todas buenas, teniendo en el rubro capacitación y difusión técnica una gran tarea aún pendiente. El año pasado, en 2015, la AADL se ha unido a CADIME, que se une a los distribuidores de materiales eléctricos, y a ACYEDE, que convoca a los instaladores eléctricos, en un curso de catorce clases de alto nivel para capacitar en las nuevas técnicas a toda persona que le interese.

¿Sobre qué inquietudes o problemáticas presentes en el sector están actuando?

Luis Schmid: Actualmente, está funcionando el comité técnico, que intervino en la realización de las recomendaciones que conformaron lo que se denominó Guía para la elaboración de planes directores de alumbrado público municipal. Este organismo apunta a resolver una problemática del alumbrado público que es recurrente, originada en la escasa gravitación de los organismos técnicos dentro de la planificación municipal del alumbrado. Lo interesante de esto es que el comité está abierto a todo interesado que desee participar, reunió a más de cien especialistas en todo el país. El procedimiento de trabajo, mediante correo electrónico, permite la integración de técnicos de diversos puntos del país y aun del exterior, que comparten sus experiencias y conocimiento.

A lo largo de estos años desde que funciona la Asociación, ¿cómo han visto el desarrollo del sector?

Leonardo Assaf: Creemos que la AADL ha impactado favorablemente en el desarrollo del sector industrial y comercial, mediante la difusión de técnicas y de normas, pero, por sobre todas las cosas, favoreciendo a la formación de consumidores más exigentes. Eso fue beneficioso para todos los sectores. El sector iluminación se encuentra hoy en franca recuperación de la crisis económica argentina, con una tasa de crecimiento anual mayor que el producto bruto interno industrial nacional. Nuestros socios opinan que Argentina tiene ventajas comparativas en el sector de la iluminación, estas provienen de los siguientes rubros: a) un mejor desarrollo de la normalización; b) mejor capacitación profesional, y c) mayor demanda metrológica en el rubro fotometría. Es un gran desafío para los dirigentes, profesionales y empresarios del sector saber sacar provecho de estas ventajas.

¿Cuáles son sus planes a futuro?

Luis Schmid: En el rubro normalización tenemos un gran objetivo a cumplir. El estudio de las normas demanda una alta especialización, coordinación y dedicación. No obstante, la experiencia que tuvimos con el comité técnico de alumbrado público nos entusiasma para extender la experiencia a otros rubros; afianzó la idea de que es posible realizar una tarea técnica virtual sin que los participantes tengan que desplazarse de sus puestos habituales de trabajo. Eso está en marcha. Como objetivo de fondo, creemos que el mayor desafío es el fortalecimiento institucional, que resulte en una elevada convocatoria a todos los sectores involucrados en este quehacer: diseñadores, arquitectos, ingenieros, comerciantes e industriales, para trabajar en un proyecto común y abarcativo, pensando también en la reinserción de Argentina en los foros internacionales de alumbrado.

Algunas acciones de AADL

Con el transcurrir de los años, la AADL ha protagonizado numerosas actividades además de las mencionadas por los entrevistados. Vale destacar, entre ellas, la constante incorporación de nuevos socios; el dictado de conferencias en diversos eventos, con disertantes invitados provenientes del ámbito académico tanto como del empresarial y abarcando aspectos diversos de la iluminación; la participación en congresos y exposiciones de diversa envergadura (Congreso de Iluminación Pública en Mar del Plata, Congreso de Cambio Climático, Congreso Argentino de Distribución Eléctrica, BIEL Light + Building, CONEXPO, Luxamérica); la estrecha relación con otras entidades como IRAM (Instituto Argentino de Normalización), CADIEEL (Cámara Argentina de Industrias Eléctricas, Electromecánicas y Luminotécnicas), CADIME (Cámara Argentina de Distribuidores de Materiales Eléctricos) y ACYEDE (Cámara Argentina de Instaladores Electricistas) para la confección de normas o el dictado de cursos en conjunto.

Como dato ilustrativo, es interesante detallar algunas de las principales actividades realizadas durante estos años:

  • 1966: Creación de la Asociación Argentina de Luminotecnia
  • 1967: Convenio IRAM- AADL
  • 1967: Creación de la revista Luminotecnia
  • 1968: Primera norma IRAM AADL (J2006, sobre iluminación de interiores)
  • 1980: 4ª Jornadas Argentinas de Luminotecnia, Tucumán
  • 1993: 2ª Luxamérica, que núcleo a toda Latinoamérica en Buenos Aires
  • 2001: Primera edición del Manual de Luminotecnia
  • 2005: Premio Rizutto a la revista Luminotecnia
  • 2008: 9ª Luxamérica, en Rosario
  • 2010: Publicación del libro Plan director del alumbrado público
  • 2013: 11ª Jornadas Argentinas de Luminotecnia
  • 2014: Publicación del libro Recomendaciones para iluminar negocios y vidrieras
  • 2015: Cursos, charlas y jornadas con motivo del “Año internacional de la luz y las tecnologías basadas en la luz”, según UNESCO.
  • 2016: Actualización del sitio web, www.aadl.com.ar
  • 2016: Jornadas “Iluminación y diseño” en diversos puntos del país, con motivo de la conmemoración del aniversario de la institución

AADL

 

Su voto: Ninguno Promedio: 4 (1 vote)