Celdas | Lago Electromecánica: 25 años con pasado, presente y mucho futuro

Tipo de artículo: 
Empresa/Institución: 
 
Lago Electromecánica
Lago Electromecánica está construyendo su nueva planta en Ezeiza para concentrar su enorme actividad industrial Lago Electromecánica se fundó en el año 1993 y festeja este año su 25 aniversario. La empresa nació el día que cuatro empleados de las ya inexistentes Lago Electric y SEGBA optaron por formar una nueva sociedad: un galpón alquilado, maquinarias escasas y capital ajustado fueron los primeros ingredientes, también la experiencia en el mercado y la fabricación de seccionadores de alta tensión y calidad.
A lo largo de su historia, un hito llevó al otro: de un galpón pasaron a seis y ya el año que viene, se mudará a un parque industrial en Ezeiza, donde la esperan 10.000 metros cuadrados para concentrar su actividad. Asimismo, fueron llegando nuevas líneas de producto: además de los seccionadores, incluyendo el de 500 kilovolts, el seccionador a cuerno y el unipolar, forman parte de su cartera las celdas primarias metal clad de 36 kilovolts, celdas secundarias, torres de alta tensión, etc. En 2018, Lago Electromecánica asegura ser la empresa nacional que más variedad de productos tiene en el rubro metalmecánico.
Pero no existen historias sin reveses. Hace pocos años, un desfasaje financiero la obligó a reformularse, pero se asoció a un grupo inversor y salió adelante.
A lo largo de su historia, un hito llevó al otro: de un galpón pasaron a seis y ya el año que viene, se mudará a un parque industrial en Ezeiza, donde la esperan 10.000 metros cuadrados.

Actualmente, la empresa se organiza con una oficina de ingeniería que desarrolla productos y soluciones, otras áreas importantes son las de producción, control de calidad, ventas y servicio posventa, compras, mantenimiento y administración. Sus principales clientes son las empresas de energía para generación, transmisión y distribución. Además, trabaja con empresas petroleras, con frigoríficos, con mineras, con industrias en general.
Lago Electromecánica hace acuerdos con empresas de tecnología para desarrollar productos y se enorgullece por nunca perder su carácter de fabricantes nacional. Ingeniería Eléctrica conversó con Héctor Salomone, presidente, y César Santoro, gerente comercial.

“Nosotros somos una fábrica y por eso hacemos joint venture con las empresas. Tenemos una fábrica y queremos fabricar, no solo comercializar”. Héctor Salomone

La empresa comenzó sus actividades con la fabricación de seccionadores, ¿por qué?
César Santoro. — El seccionador es un producto muy específico que se puede desarrollar con capital ajustado. Conocíamos la ingeniería del producto gracias a la experiencia con la que ya contábamos, entonces invertimos en matricería. La fabricación de otros productos, como las celdas, por ejemplo, es mucho más costosa, implica muchos más ensayos, por decir. Además, en ese momento no había fabricantes líderes en el país, y fuimos a cubrir ese nicho de mercado.
Héctor Salomone. — Después, a medida que fue pasando el tiempo, fuimos desarrollando más productos
.

Lago Electromecánica, fabricante nacional ¿Cuáles son las principales líneas de producto con las que cuenta la empresa?
Héctor Salomone. — Tenemos un amplio portafolio de productos. Quizá en el rubro metalmecánico debemos ser la empresa argentina que más productos tiene para ofrecer.
César Santoro. — Ofrecemos seccionadores. Asimismo, celdas metal clad primarias de 36 kilovolts gracias a un acuerdo que hicimos con LSIS. Ofrecemos celdas secundarias por un acuerdo con Ellettormecanica Adriatica. Fabricamos estructuras metálicas para torres de alta tensión. Por un acuerdo con ABB, integramos las celdas Compass. Y por último, nos asociamos con Dosen para fabricar aisladores y descargadores.

¿Cómo está conformada la empresa actualmente?
Héctor Salomone. — Tenemos un departamento de ventas, subdividido en dos: comercio exterior y comercio interior. Luego, tenemos los departamentos de ingeniería y producción. En total, somos doscientas personas. Una novedad es que estamos en vías de profesionalizar aún más la empresa, estamos incorporando más ingenieros, gente que sea profesional en su tarea.

 

Héctor Salomone, presidente, y César Santoro, gerente comercial Lago Electromecánica festeja veinticinco años. Durante este tiempo, ¿qué cambios ha visto en el mercado y cómo se ha adaptado la empresa?
César Santoro. — Solo por mencionar un hecho, cuando empezamos, muy pocos hablaban de “ISO”, hoy en día si no estás certificado con ISO 9001 no podes presentarte a las licitaciones. El mercado es más exigente en cuanto a calidad y seguridad, y por eso pide más pruebas y ensayos de los productos.
Héctor Salomone. — Durante estos veinticinco años, fue creciendo el consumo, y cada vez se requieren equipos de mayor potencia. Nosotros nos fuimos adaptando, respondemos a todas las exigencias del mercado. Contamos con la certificación ISO 9001 en nuestros procesos productivos, además, realizamos los ensayos necesarios en laboratorios propios, o en INTI o [Universidad Nacional de] La Plata cuando se requiere mayor envergadura.

“Sobre las celdas, por ejemplo, trabajamos las dos tecnologías: en aire y la más nueva, compacta y aislada en SF6 [hexafloruro de azufre]”. César Santoro

Lago Electromecánica está construyendo su nueva planta en Ezeiza para concentrar su enorme actividad industrial César Santoro. — Cuando la potencia es más grande, hay que hacer nuevos desarrollos. Las exigencias para los productos son mayores. Por ejemplo, antes hacíamos celdas en aire, y ahora el mercado pide que sean compactas, por espacio. La vieja tecnología fue reemplazada por la nueva.

¿Qué otros cambios tecnológicos han atravesado durante este periodo los productos que comercializa Lago Electromecánica?
César Santoro. — Los seccionadores de alta tensión, por ejemplo. Edenor comenzó a instalar estaciones no asistidas, y para eso se necesita control a distancia. Nosotros nos fuimos aggiornando con ellos, y les colocamos dispositivos de señalización segura a los seccionadores, también dispositivos de monitoreo, de forma tal que se pueden controlar con un celular y a cincuenta kilómetros de distancia.
Héctor Salomone. — Nuestros seccionadores de alta tienen dispositivos de monitoreo y doble señalización segura. Desarrollamos el banco de capacitores, también por pedido de clientes. No había proveedor locar de bancos de capacitores y ahora somos el proveedor número uno.
César Santoro. — Sobre las celdas, por ejemplo, trabajamos las dos tecnologías: en aire y la más nueva, compacta y aislada en SF6 [hexafloruro de azufre]. Antes las celdas eran solo aisladas en aire, y nosotros seguimos fabricándolas para atender necesidades puntuales como un reemplazo. Pero en el mundo, en Europa, en Asia, en donde hay mucha gente y poco espacio, comenzaron a desarrollar celdas compactas, y ahora los proyectos nuevos en general solicitan celdas de este tipo. Lo que antes hacíamos en ochocientos milímetros, ahora lo hacemos en 375.

Lago Electromecánica está vinculada a empresas de tecnología para desarrollar sus productos, ¿cómo se coordina el trabajo con ellas?
César Santoro. — LSIS es la división energética de LG, una empresa de reconocida calidad y trayectoria. Hicimos un acuerdo con ellos para desarrollar el interruptor. Buscamos empresas de primera línea y encontramos a LSIS, que también buscaba un desarrollador. Hicimos un joint venture y fabricamos las celdas primarias a prueba de arco interno.
Héctor Salomone. — Nosotros somos una fábrica y por eso hacemos joint venture con las empresas. Tenemos una fábrica y queremos fabricar, no solo comercializar.
César Santoro. — Una historia similar tuvimos con ABB, y por eso integramos sus equipos Compass. Nosotros nos encargamos de toda la estructura soporte, el cableado, el tablero de baja tensión, el llenado de SF6 y la puesta en marcha.

 

¿Qué zonas abarca la acción comercial de la empresa y cuáles son los canales de esa comercialización?
César Santoro. — En Argentina tenemos representantes en regiones clave. Para lugares con menos movimiento, vamos nosotros mismos, viajamos mucho. Llevamos nuestros productos a toda América del Sur, Centroamérica, países árabes y África. Seguimos viajando al exterior en búsqueda de mercado, es un área en la que tenemos fuertes expectativas de crecimiento.

Las energías renovables están en boga, ¿qué acciones lleva a cabo Lago Electromecánica al respecto?
César Santoro. — Lago Electromecánica participa en el Cluster Eólico, formado para aunar y fortalecer a las empresas nacionales del rubro que puedan aportar su conocimiento y tecnología en el desarrollo de esta fuente renovable.
Héctor Salomone. — Hay varios proyectos en marcha y algunos de ellos le han dado trabajo a la industria nacional. Las subestaciones llevan transformador, interruptor, seccionador y celdas, hay algunos equipos que nosotros ya fabricamos.

 

Lago Electromecánica está construyendo su nueva planta en Ezeiza para concentrar su enorme actividad industrial Lago Electromecánica celebra veinticinco años, ¿qué proyecta a futuro ahora?
César Santoro. — Esperamos aumentar nuestro volumen de exportaciones e ir acompañando los avances tecnológicos. Y como proyecto más cercano: nos mudaremos pronto a una planta de diez mil metros cuadrados en Ezeiza.
Héctor Salomone. — En veinticinco años nunca tuvimos reclamos de calidad. El producto es bueno. Seguiremos así.

Lago Electromecánica
 

 

Número: 
Mes: 
Año: 
Palabra clave: 
Promedio: 
Sin votos aún