Tableros eléctricos | Nöllmed: empresa especialista

Con más de sesenta años de trayectoria, Nöllmed está especializada en la provisión de productos de alto nivel técnico para el mercado. Líder en el área específica de medición, se enorgullece por la calidad de los transformadores que salen de su fábrica.

De izquierda a derecha, Alejandro, Mario y Guillermo Nöllmann, en la planta de Nöllmed, la empresa que dirigen

Pero su planta de alto nivel tecnológico es capaz de más. La empresa atiende industrias de todo tipo y ofrece para ellas gabinetes especializados, a tono con las grandes exigencias del mercado. Tableros de seguridad aumentada o a prueba de arco interno, shelters, termomagnéticas enchufables para corriente continua y ductos de aluminio son solo algunas de las novedades que se presentan en esta nota, dando cuenta de la capacidad técnica de una empresa local que pisa fuerte y que es capaz de reemplazar la importación en las obras de minería y petróleo más resonantes del país.
Guillermo, gerente comercial, y Alejandro Nöllmann, presidente, están al frente de Nöllmed. Con ellos dialogó Ingeniería Eléctrica.

¿Cuáles son las características de la planta de fabricación de tableros?
Guillermo Nöllmann.— Hoy en día estamos en una planta modelo, diseñada para la fabricación de chapa y soluciones eléctricas de primer nivel, con toda la maquinaria y tecnología de última generación. Podemos fabricar un tablero igual que en Alemania.
Alejandro Nöllmann.— Contamos con la última tecnología para la fabricación de tableros, es decir, máquinas de corte láser, máquina punzonadora de control numérico, softwares de diseño en tres dimensiones, robots de soldadura, tren de pintura, colocación de burlete por espuma poliuretano.
Guillermo Nöllmann.— Ahora podemos encarar producciones de 3.000 o 4.000 gabinetes. Además, nos podemos adelantar al programa de producción y así acortamos los tiempos de entrega.

¿Cómo está organizada la planta ahora?
Alejandro Nöllmann.— La planta cuenta con todos los departamentos que necesita una planta de esta envergadura para poder funcionar. Estamos trabajando con calidad ISO 9000, también en homologación de tableros certificados según IEC 61439-1 & 2/60439-1.
Guillermo Nöllmann.— Con el correr del tiempo, y al ritmo de los grandes fabricantes, los tableros se fueron normalizando, es decir, satisfacen pautas comunes para que sean más seguros. El mercado exige cada vez más tableros protocolizados. Nosotros estamos trabajando en esa seguridad también. Eso nos llevó a trabajar con el INTI y demás laboratorios.

 Planta de fabricación de Nöllmed

La empresa cuenta con una amplia gama de líneas de productos, ¿cómo se integra la fabricación de tableros?
Guillermo Nöllmann.— Nuestra línea principal es la instrumentación, la medición, es decir, llaves rotativas, accesorios generales para tableros. Simplemente incorporamos la construcción metalúrgica del tablero, también el sector de montaje para alguna obra puntual y específica.
Alejandro Nöllmann.— Además, contamos con una solución externa de la marca Logstrup, de Dinamarca. Se trata de un centro de control de motores (CCM) a prueba de arco interno que responde a las normas de homologación de producto. Contamos con un certificado que nos avala para ser montadores de sus tableros, para hacer tableros homologados y protocolizados con las primeras marcas.

Nöllmed cubre la gama completa de tableros, ¿qué desafíos quedan?
Guillermo Nöllmann.— Fabricamos cabinas para transformadores secos, son cabinas de porte importante, técnicamente muy complicadas, implica que se involucren tres sectores, diseño 3D, corte láser, plegados perfectos. Hemos hecho cabinas acústicas también, con excelentes resultados. Creo que en el rubro de cabinas nos podemos desarrollar aún más, con el módulo autoportante, el shelter, que engloba todo lo que estamos fabricando.
Alejandro Nöllmann.— El shelter es un producto que integra UPS, tableros de rodeo, equipos de climatización, equipos para extinción de incendios. No es solamente suministrar el shelter, es también todo lo que va dentro, que es cien por ciento terminado y ensayado en nuestra planta.

 Ductos

Cambiando de rubro, ¿qué aporta a la empresa la relación con Carlo Gavazzi?
Alejandro Nöllmann.— Hoy en día, con la firma Carlo Gavazzi podemos responder a las exigencias de comunicación e ingresar a la Industria 4.0. Contamos con productos que se pueden conectar a un servidor y el usuario puede interrogarlos vía página web desde cualquier parte del planeta; puede ver toda su planta, todos los puntos de medición. También contamos con productos de programación NFC, es decir, sin pantallas, porque el propio celular del usuario puede actuar como pantalla, teclado y fuente de programación del producto, por lo que uno puede “levantar” la configuración y pasarla a otros productos.
Guillermo Nöllmann.— También se pueden relevar las fallas. Es realmente la última generación en equipos.

¿Qué otros productos desean destacar?
Alejandro Nöllmann.— Destacamos un producto alemán de ETA, termomagnéticas enchufables hasta ochenta amperes (80 A) para usos específicos en corriente continua. Son termomagnéticas con hasta siete curvas distintas para corriente continua, cuando lo normal son tres. Esto implica tiempos de parada muy cortos, algo muy valorado por los clientes. Esto reemplaza los tableros con fusibles.
Guillermo Nöllmann.— Otra novedad son los ductos de aluminio. Tradicionalmente hacíamos todos los ductos de cobre, pero hoy en día estamos fabricando un ducto de sesenta metros y hasta 3.000 amperes, de aluminio. Nosotros hacemos el diseño, la ingeniería, la provisión y la instalación de estos ductos.
Alejandro Nöllmann.— Hemos fabricado ductos de 13.200 volts y 4.000 amperes; también de 20.000 amperes y 725 volts de corriente continua. Los ductos de barras ya son algo estándar en nuestra producción.

Las industrias minera y petrolera tienen una fuerte demanda de productos técnicos especializados, ¿cómo se enfrenta Nöllmed a esa exigencia?
Alejandro Nöllmann.— Hoy en día estamos trabajando en minería, específicamente en la región del litio, en Salta; y en petróleo, en Vaca Muerta. A Total Austral y a Techint proveemos gabinetes para las plantas de generación y cajas de seguridad aumentada.
Guillermo Nöllmann.— Tenemos una obra de seguridad aumentada muy importante con Panamerican Energy. Son productos técnicos y generalmente son importados, pero ese tablero lo fabricamos nosotros, por lo que pudimos reemplazar la importación con un producto local. Esto nos generó un abanico muy grande de perspectiva de trabajo.

 Estructuras para intemperie tipo shelter

Las energías renovables esperan ser un gran protagonista en la industria, ¿qué acciones hacia ese sector lleva a cabo la empresa?
Guillermo Nöllmann.— Trabajamos con proyectos solares. Tenemos equipamientos y también fabricamos la estructura, la perfilería para poder montarlos. Son todas perfilerías galvanizadas en caliente, estructuras tipo ‘C’, de chapa de dos milímetros de espesor. También hacemos bandejas técnicas con alas de 100 milímetros y de 2,5 de espesor. En todos los casos, se fabrican específicamente para que soporten las condiciones de la aplicación, como vientos fuertes o pesos pesados, para lo cual debemos realizar estudios previos a la fabricación.
Alejandro Nöllmann.— De equipamiento, por ejemplo, proveemos la caja de strings para el control de paneles solares, también los gabinetes de poliéster gracias a un convenio con una empresa israelí.
Guillermo Nöllmann.— También tenemos equipos para el control y comunicación de una planta eólica. Trabajamos con una empresa uruguaya para ofrecer módulos rackeables a una planta eólica en Bahía Blanca.

¿Qué posicionamiento tiene la empresa en la actualidad?
Guillermo Nöllmann.— En medición, en transformadores, somos líderes. De hecho, hemos podido realizar una exportación de transformadores a una obra de enorme envergadura en Bolivia. En cuanto a gabinetes, somos más fuertes en tableros especiales, competimos con las primeras marcas a nivel mundial.


Todas las publicaciones de: 
Número: 
Mes: 
Año: 
Palabra clave: