Una nena sufrió una fuerte descarga eléctrica en la terminal de Alta Gracia

Una niña de once años sufrió una fuerte descarga eléctrica en la terminal de ómnibus de la ciudad de Alta Gracia. Lo que tenía que ser un momento de felicidad, ya que regresaba de su viaje de estudios, se convirtió en una pesadilla, que culminó con la menor en una camilla del servicio de emergencias.
Su mamá, en diálogo con Mi Valle, aclaró que jamás pensó en acciones legales o resarcimientos de ningún tipo "solo pedía un poco de solidaridad, algo que no se vio. Nadie se solidarizaba con nosotros. Evidentemente no tienen protocolos y si los tienen, no los saben hacer funcionar", aclaró.
La mujer relató que, mientras ella buscaba un taxi, escuchó que su hija gritó. En un principio, pensó que se había cortado, pero la menor inmediatamente aclaró que había recibido una descarga eléctrica. Según las declaraciones, los cables estaban colgados fuera de una luminaria, y tomaron contacto con la pierna de la niña de cinco a seis centímetros por encima del tobillo de su pie derecho. “Ella estaba muy asustada, gritaba del dolor", contó la madre.
Destacó la falta de solidaridad institucional y que la aplicación de una solución dependía más de la buena predisposición de los presentes que de un protocolo de acción. Asimismo, se hizo sentir la ausencia en la demora y desprolijidad para contactar a Bomberos, Defensa Civil e incluso, una ambulancia, que dependieron totalmente de la mujer, sin que las autoridades de la terminal tomaran cartas en el asunto. "En todo este tiempo nadie me llamó. Lo único que quería era decirles que fueran más responsables a la hora de mantener los espacios públicos. Si en vez de ser mi hija, que tiene once años, hubiera sido una criatura chiquita, la mata. Me da mucha bronca la falta de solidaridad y de responsabilidad. Deberían estar preparados, pero evidentemente no lo están", finalizó.


Fuente: Mi Valle, 23 de Noviembre de 2019

Todas las publicaciones de: 
Número: 
Mes: 
Año: