Brasero vs. caloventor

PDF del artículo
¡Y se vino el invierno! Y tenemos a nuestro abnegado cliente llorándonos porque el disyuntor no evitó la quema del calefactor de bajo consumo y encima queremos cobrarle.
Le explicamos (sin lograrlo) qué protege y qué no protege un interruptor diferencial y/o un pequeño interruptor automático, y que solamente protegen contra avería serie o paralelo sin derivación a tierra, el detector contra fuego y cuánto cuesta.
Entonces, ya estamos tomando mate con nuestro cliente y la charla versa sobre incendios de origen eléctrico e intoxicaciones por brasas parcialmente encendidas y/o por plásticos expuestos al calor, porque este invierno dio lugar a consumos históricos récord de energía eléctrica.
Este invierno dio lugar a consumos históricos récord de energía eléctrica
Claro, la reiterada amenaza de aumento tarifario, a su vez reiteradamente diferida, estimuló el reemplazo del brasero por la calefacción eléctrica barata, es decir, con resistencias, con la innegable ventaja de que el brasero te mataba por monóxido de carbono y te incendiaba el rancho por chispas de las brasas, mientras que el calefactor eléctrico barato solo te intoxica y/o incendia cuando lo tapás con un trapo donde dice no cubrir, y hayan fallado o hayan sido bloqueados sus dispositivos de protección, o algún contacto flojo, pues a cualquier armador “se le escapa la liebre”.
Protecciones contra incendio de los calefactores eléctricos
  • Termostato: está calibrado para que, aún en máximo, jamás la temperatura propia del calefactor alcance valores peligrosos.
  • Contacto bimetálico de seguridad: respaldo del termostato.
  • Fusible térmico: respaldo del termostato y/o del contacto bimetálico.
Reciclado de calefactores eléctricos tirados a la basura
Cuando la segmentación tarifaria tenga por fin efecto, los usuarios de calefactores con resistencia que hayan sufrido el retiro de la subvención se irán desprendiendo de ellos para reemplazarlos por modernos splits, cuya eficiencia triplica la de aquellos y aun a la de la misma combustión de gas, creando de tal manera un nuevo mercado del usado.
Cuando la segmentación tarifaria tenga por fin efecto, los usuarios de calefactores con resistencia que hayan sufrido el retiro de la subvención se irán desprendiendo de ellos para reemplazarlos por modernos splits
Conclusiones
  • El retraso tarifario estimuló el uso de calefactores eléctricos con resistencia, que son todos de altísimo consumo.
  • La actualización tarifaria estimulará su empleo para usuarios que hayan obtenido el subsidio (solo a la larga advertirán el error cometido).
  • Quienes no obtengan el subsidio migrarán al split, arrojando sus viejos calefactores al mercado del usado.
Recomendaciones
  • Los viejos calefactores con los que se cometerá el error de reciclarlos en vez de destruirlos deberán ser actualizados contra incendio mediante la verificación y/o la inserción de los dispositivos antes mencionados.
  • Hasta tanto no aparezcan en el mercado splits solo calor, preferir la calefacción por splits frío-calor cancelándoles la opción frío.
  • En verano, refrescarse con ventiladores, que son más baratos y consumen poquito.
Hasta tanto no aparezcan en el mercado splits solo calor, preferir la calefacción por splits frío-calor cancelándoles la opción frío
Observaciones
  • En esta nota no han sido considerados los cuarzocalefactores, cuya altísima temperatura de operación los hace muy peligrosos por quemaduras e incendio de motas suspendidas en el ambiente.
  • El Estado tomará nota de la conveniencia de que se fabriquen acondicionadores solo calor, cuyo rendimiento más que triplica al de los artefactos con resistencia, y aun a el de los de gas.
Calefactor de 2 kW quemado (principio de incendio, intoxicación)
Caloventor de 2 kW (¡2 kW dentro de una cajita plástica de unos 15 x 22 x 10 cm!)
Fusible térmico de 150 °C (interrumpe el circuito cuando la temperatura ambiente dentro de la cajita supera los 150 °C)

Número: 
Mes: 
Año: